Alternando descanso, trabajo para recopilar datos y analizar con perspectiva todo lo acontecido durante este año, preparar la próxima temporada sin pausa, hay que sacar tiempo para los reconocimientos.

Uno de los éxitos de este equipo ha sido la actitud de nuestros porteros. No voy a descubrir lo que ocurre en un equipo con esos jugadores que no juegan, ese es un tema para otro post (y desgraciadamente los hemos tenido). Estos cuatro han formado un auténtico equipo especialista en nuestro grupo.

Arut, Top, Big y Jhon. Seguramente pocas personas sean capaces de apreciar vuestro trabajo e insisto, ACTITUD. En este grupo de jugadores no ha existido el egoísmo. Ellos se han ayudado mutuamente, jugaran o no. Sus entrenamientos han sido ejemplares, sin exigir nada, solo trabajo por trabajo.

Es complicado encontrar jugadores como estos cuatro. Son el ejemplo perfecto de lo que debe ser un grupo y un equipo.

Pero, especialmente quiero agradecer a Arut Senbat. La situación de Arut ha sido muy complicada. No es fácil sustituir a un portero principal como Katawut, jugador laureado de más y el jugador más experimentado en nuestra portería. Katawut ha tenido la mala suerte de estar mucho tiempo lesionado, cosas que pasan.

Todo empezó en Malasia, en aquel torneo internacional. Cuando todos pensábamos que a Arut le pesaría la responsabilidad, él hizo un torneo que le dio la confianza necesaria para afrontar el resto de temporada.

Sus números son espectaculares y la seguridad y tranquilidad que le ha dado al equipo, han sido fundamentales para la consecución del título. Creo que no ha tenido el suficiente reconocimiento y lo merece. Arut es una persona y después, un portero, que yo siempre quiero tener conmigo. Arut es de esos que hacen grande a los que le rodean y los mejora, les enseña. Arut es de esos jugadores con unos valores ejemplares en el que los jóvenes, deben fijarse e imitar.

Gracias a todos nuestros porteros y, especialmente a Arut Senbat.