Tuve la oportunidad de conocer a Marquinhos Xabier en la Intercontinental de 2016 DOHA. Al margen del respeto y admiración que le pueda tener como entrenador, compañero, me pareció una persona muy humilde y sencilla, cosa poco común en estos tiempos.

Ahora al leer esto, no puedo dejar de reflexionar. No porque me moleste a mí. No porque me sienta aludido. No porque considere que tenga que responder a nadie. Sencillamente es una reflexión en busca del respeto que nos debemos tener entre todos.

Está muy añejo ya el asunto de si Brasil o España, España o Brasil. Creo que aburre ya al resto del planeta. Conozco entrenadores en todas las partes del mundo y, cada uno de ellos tiene sus propias características, su propio ideario, su propio conocimiento que al final, todos basamos en las experiencias positivas y negativas que vamos adquiriendo a lo largo de nuestra vida deportiva.

A día de hoy el resto de países merecen un respeto. Obviamente la experiencia acumulada por ser los primeros en comenzar, tanto de Brasil como de España, han marcado la diferencia durante unos años…ahora ya no.

Nadie dicta el camino en este mundo globalizado. Y, si alguien lo pudiera hacer sería Argentina, la actual campeona del mundo en el único torneo oficial, que yo sepa. La Intercontinental está siendo un evento muy bonito, bueno para nuestro deporte, yo tuve la oportunidad de disfrutarlo, pero lamentablemente no es oficial.

He disfrutado mucho con este Boca Junior argentino. Tácticamente, en mi humilde opinión, ha sido de largo el equipo más trabajado y mejor, solo faltaba que no pudiera perder en los penaltis contra Magnus, teniendo en cuenta su potencial, el de Magnus. Me sorprendieron y me engancharon al torneo. Tal vez no sea un fútbol sala muy estético, desgraciadamente, nos centramos en las acciones de uno contra uno o en finalizaciones increíbles. Detrás de este equipo, hay una estructura táctica que ha superado con creces al resto de equipos. Y lo siento por los amigos que tengo en muchos de ellos.

Por lo tanto, felicidades a Boca. Felicidades al futsal argentino. Si alguien pensó que ganar un mundial puede ser algo puntual cometen un error…¡Cuidado que vienen! Así que, por favor respetemos a los que ahora, si alguien tiene que dictar el camino, lo tiene que hacer…ARGENTINA.