Próximo 23 de junio, semana que viene, día marcado para el comienzo de la preparación de la Copa de Asia de clubes 2019. Puede ser la última participación de un equipo qatarí por el cambio de normas. Puede ser un calvario o un torneo que nos permita alcanzar los objetivos marcados, es importante este torneo para Al-Rayyan.

Lo que sí sé seguro que va a ser es una preparación repleta de ilusión, entrega, trabajo, dedicación, compromiso, como no podía ser de otra forma, por mi parte. Todo dependerá como siempre, del trabajo.

Para los chicos será un reto, y, para mí, mucho más que eso. Es sencillamente ambición. Empieza todo así que, como siempre, mis mejores deseos y suerte para los jugadores y directiva. !Apretaros¡  va a ser duro.

En unos tiempos muy complicados, con una sociedad cada vez más deteriorada en la que el respeto brilla por ausente, estaría muy bien no olvidar que es en la pista donde los deportistas deben hablar.