No hay día en que la LNFS no nos deje cositas interesantes. En esta ocasión elijo de tres jornadas: sexta, séptima y octava.

Sin ánimo de ofender a nadie como siempre, y desde un punto de vista muy subjetivo y próximo a mi forma de entender nuestro deporte, he seleccionado algunos vídeos en los que podemos ver lo siguiente:

  1. Magnífica elaboración ofensiva de Osasuna Magna. Ese movimiento, que visto en una pantalla parece simple, necesita muchas horas de trabajo. Me consta que Imanol es un obseso de la fase ofensiva y eso, se ve en la pista. Me quedo con la velocidad de ejecución de todas las fases de esta finalización de Rafa Usín. Desde el control inicial en contrapié ganando el eje, pasando por la protección de la línea de pase con un corte directo, hasta el apoyo para ganar en profundidad viendo el corte anterior y la posterior sobreposición. No todo el fútbol sala es la vistosidad de los goles, hay mucho más detrás y esto es un ejemplo de ello. Si os fijáis bien, en esta situación de juego, lo más llamativo como dije antes es la lectura de los tres jugadores y la velocidad con la que lo ejecutan. Pero, y siempre hay un “pero”, contando con los dedos de una mano me salen cinco defensores contra tres atacantes. Si defender es más fácil que atacar: ¿qué está pasando con las defensas?
  2. Bebe y Esquerdinha. Hay que tener una gran capacidad perceptiva para marcar esos dos goles desde la zona defensiva. Saber dónde está el portero y, castigarlo para que no acuda con confianza a tapar las espaldas en los balones largos. Es importante ya que así, conseguimos que el portero adversario se sienta inseguro ante la amenaza continua de un globo. Creo que no es importante marcar o no (obviamente si marcas mejor), amenazar al portero varias veces en un partido es relevante, más si cabe, cuando el adversario es un equipo que nos está presionando y dificultando las salidas, para lo que necesitaremos pases/envíos largos.
  3. Por último, una estrategia de banda/córner de O parrulo. No es nueva ni mucho menos, pero en mi opinión, el timing en su ejecución es perfecto y eso, es suficiente para observar el trabajo que hay detrás de ella, además de la precisión de los ejecutores, desde el que inicia hasta el que finaliza. La he seleccionado porque va en contra de lo que intento transmitir a mis jugadores cuando hacemos una estrategia: “siempre les digo que busquemos opciones sencillas” (mal por mi parte). Eso demuestra que hay otras opciones y que debemos estar abiertos a diferentes y más complejas estructuras (los entrenadores). Y, sobre todo, que hay que confiar en los jugadores, dándoles la oportunidad de hacer estas cositas tan hermosas. Al fin y al cabo, no podemos olvidar que jugamos para y por los que nos ven, en la cancha y en televisión.