Buenas noticias para el fútbol sala de Asia. La AFC ha tomado dos decisiones, entre otras menos importantes, que van a cambiar radicalmente la forma de entender nuestro deporte que, a día de hoy, tienen muchos países.

Será a partir de 2019 y, básicamente las puedo resumir así: la Copa de Asia de clubes será disputada por aquellos países que su selección haya disputado el Campeonato de Asia de selecciones. Manteniendo el número de 16 participantes. La segunda, podrán participar sólo aquellos jugadores que hayan disputado la mitad del campeonato local de sus respectivos países en ese club.

Precisas decisiones y potenciadoras del fútbol sala. ¿Por qué?

No deja de ser una opinión muy personal pero no es posible tener un buen equipo nacional si no existe una liga competitiva, bien estructurada que haga crecer continuamente a los jugadores. A día de hoy aún hay países en Asia en los que sus ligas no dejan de ser meros torneos de amigos para, finalmente enviar a los seleccionados a disputar la Copa de Asia para selecciones y la de clubes. ¿Tramposos? Que cada uno saque sus conclusiones.

Bien es cierto que me falta una decisión más arriesgada.  Unificar formatos sería el mejor paso para todos. Sería bonito que todos los países tuviéramos un modelo idéntico de competición en cuanto a duración, número de partidos, formato play-off o no, número de jugadores extranjeros, criterios para otorgar pasaportes deportivos. Es complicado pero viable, hay que ser valiente para tomar esa decisión. Duele el alma cuando ves a países con un torneo de un mes y una semana en el que juegan doce partidos y a eso lo llaman liga, liga que te otorga la posibilidad de jugar una Copa de Asia.

Ahora tendremos que decidir obligatoriamente si queremos fútbol sala o no, fútbol sala profesionalizado o nada de fútbol sala.

En cuanto a la norma que afecta a los jugadores igualmente de acuerdo. Excepto aquellos más potentes en los que sus equipos ya tienen una trayectoria y tradición, casos como Japón, Tailandia, no me atrevería a incluir Irán, otros muchos incorporan a dos extranjeros (uno asiático y otro libre) para disputar este torneo. Estos jugadores solamente acuden al torneo de la AFC. A partir de ahora si los quieren tendrán que proporcionarles torneos dignos, salarios dignos y un proyecto.

Medidas inteligentes con segundas intenciones. Y yo, lo veo claro. Nada de aficionados, el que quiera fútbol sala que lo cuide, lo profesionalice y lo estructure.

Enhorabuena por la decisión que, podrá gustar más o menos pero no deja de ser muy inteligente.