Artículo interesantísimo aportado por Tiago Polido, Sergio Mullor y Carlos Corona. Los números son fríos y objetivos y deben servir para saber qué camino debemos tomar en el futuro.

Sin entrar en los detalles del artículo, que obviamente los podéis observar si dedicáis unos minutos, analizarlo desde un punto de vista simplemente comparativo sería un error.

En Asia el fútbol sala es mucho más joven que en Europa. Como lo es entre Brasil y el resto del mundo. El conocimiento del juego es algo a lo que se llega tras muchos años de experiencia y análisis. No copiando e imitando. En Asia, muchos países con técnicos locales y jóvenes, están en la fase del copia-pega. Pero llegarán con el tiempo a comprender el juego y será mucho más pausado y lógico. La llegada de técnicos extranjeros ayudará, pero necesitarán su tiempo, como en su momento lo hemos necesitado en Europa.

Articulo Origen de los goles – Español

La educación en estos países, es puramente memorística. Los mejores alumnos no son los más resolutivos sino aquellos con mayor capacidad para acumular datos. Eso se traslada a la pista. No necesitan comprender el porqué de las cosas, sencillamente memorizarlo y hacerlo. Y claro, aquí aparece un enorme problema: lo que haces hoy lo habrán olvidado dentro de dos días.

La diferencia cultural es enorme. Nunca un fútbol sala será igual que otro. Los matices culturales, las características de las diferentes razas, su ritmo y tipo de vida, sus necesidades, entre otros factores, serán aspectos modificadores de todo lo que realicen con respecto, por ejemplo, a Europa.

Sumemos además los diferentes biotipos. A diferencia de Europa, en Asia podemos apreciar una gran variedad y diferencias entre los diferentes cuerpos de los atletas, su musculatura, su capacidad de recuperación, sus dimensiones. Basta con poner enfrente a un Iraní y a un Vietnamita.

Os felicito entrenadores por esta magnífica aportación que siempre, será de enorme utilidad si la entendemos correctamente.