Hace unos meses en uno de esos momentos que los entrenadores nos ponemos delante de un papel sin saber que te va a salir, con todo preparado para el siguiente entrenamiento, escribí algo que salía sin más.

Puede parecer que no tiene sentido. No lo sé. Sencillamente como todo lo que hago y decido compartir, lo hago sabiendo que en la diversidad de opiniones esta el enriquecimiento personal.

No es nada importante, de hecho me creó curiosidad lo que otros compañeros pensaban e hice una pequeña encuesta que será totalmente privada.

Yendo al grano. Desde ese momento a cada jugador, en cualquier momento, le doy esta especie de test para que ellos mismos se autoevaluen. No me lo tienen que devolver, ni quiero saber las respuestas (son sí o no), pero a ellos les vale para saber aquello que puede ser importante mejorar.

No está repasado ni mejorado, está tal y como fue parido. Paralelamente al jugador yo también lo hago y posteriormente, y de forma libre, él decide sin lo confrontamos o no.

Obviamente al ser un test cualquiera lo puede diseñar relacionándolo con su forma de ver su profesión, la vida, todo en general. Y claro que no existe el jugador ideal, el jugador perfecto, es sencillamente un test. Os dejo una captura de pantalla y un enlace para descarga del pdf.

Jugador de fútbol sala sí:no