Felicitar de todo corazón a los jugadores y dar las gracias a todos los que nos están siguiendo. Vuestros mensajes nos dan una fuerza increíble.

Increíble está siendo el día a día aquí. Hoy nos hemos clasificado para semifinales y yo no quiero hablar mucho de ello. Seguramente muchos piensen que está muy bien pero, en opinión, es sencillamente el reflejo de una progresión que viene ya de hace un tiempo. Algunos jugadores, sobre todo locales, están aprendiendo a competir y eso nos hace más fuertes, nos permite tener más opciones y jugar los partidos de tú a tú.

Nos enfrentaremos al equipo iraní.

Con las rotaciones que venimos, hoy ya se ha notado un exceso de fatiga. Algunos no podían con su alma. Pero no me cabe duda de que mañana nos levantaremos con ilusión y volveremos a intentarlo, hasta que caigamos.

Sí que voy a utilizar este post para hacer alguna objeción a la organización. Sigo viendo un campeonato organizado para que no demos mucho la lata. Creo que se pueden hacer mejor las cosas y no costarían más dinero.

Lo de hoy y mañana es sencillamente inhumano para mis jugadores y para el resto. No puedes diseñar una competición de tanto nivel de forma que juegas cuartos y semifinales dos días seguidos. Menos aun cuando tienes los equipos aquí desde el 18 de Julio, tres días antes de empezarla. Ya un día es poco para recuperar a los jugadores, imaginaros dos partidos en dos días. Y yo me pregunto: ¿Es necesario?

Por otra parte, jamás he visto en una cancha de fútbol sala lo que está ocurriendo a nivel de arbitraje. Para todos por igual que quede claro. No se trata de que beneficien a uno u otro, no, no es el caso.

El problema es la excesiva permisividad y la violencia continua en las acciones. Creedme que no llevo dos días en esto. Va a haber lesionados importantes. Esto no tiene sentido. Nos acercamos más al rugby que al fútbol sala. No sé quién demonios habrá dado estás órdenes, pero desde luego se ha vuelto loco.

A muchos árbitros los conozco de haber trabajado en sus países y es inconcebible el cambio. No actúan igual. Esto desluce el juego. Demasiado contacto nos convierte en luchadores y no jugadores. Es necesario revisar lo que está sucediendo aquí.

Necesitamos suerte para mañana y estar muy finos en el diseño del partido. Creo que estos chicos merecen algo más.