Dicen que es de sabios rectificar. Ayer no lo olvidé, pero sí es cierto que una foto no es suficiente. Aquí estamos nuestro Fisioterapeuta y yo. El Dr. Mohamed como lo conocemos en nuestro grupo, ha tenido un papel determinante, sobre todo en el tramo final de temporada, que es cuando se ganan los campeonatos.

El dato es evidente: acabar la temporada con tan sólo un lesionado importante, uno de nuestros porteros. Ha sido fundamental para poder afrontar cada partido con la plantilla al completo.

Por mi parte Mohamed, gracias y sobre todo disculpas, pero no olvides que eres tan importante como cualquiera de los demás. Que cuando quieres, eres de los mejores y el equipo lo nota.

¡Mabruk habibi!