Captura de pantalla 2016-05-17 a las 21.35.25

Todos muy metidos. Me fui un momento al baño y a la vuelta me encuentro con este gran aficionado en mi ordenador y pizarra. No es nada malo, tan sólo que estamos todos muy metidos.

Llega el final de temporada, dura como pocas, y mañana, último partido correspondiente a la final de Copa. Una vez más tirón de orejas a los organizadores. Con días de sobra, instalaciones y horarios, nos hacen jugar un partido ayer, semifinal, y mañana la final.

Los dos equipos llegamos en igualdad de condiciones, pero agotados. Han sido siete meses intensísimos, con partidos cada tres días, con un final de liga extenuante. Cansados pero con ilusiones renovadas. Después de perder el partido extra para dilucidar al campeón de liga, afrontamos la copa con fuerza pero conscientes de la dificultad.

En el peor de los casos acabaremos la temporada con tres derrotas y todas contra el campeón. En el mejor de ellos, finalizaremos con dos partidos perdidos. Con esto sencillamente quiero felicitar a los jugadores, que en unas condiciones de máxima dificultad han sacado adelante esta campaña.

Los objetivos cumplidos, llegamos al final con opciones de ser campeones, después existen factores que no podemos controlar, aunque hemos trabajado para que sean muy pocos.

Final de Copa, final de temporada y posiblemente final de otras muchas cosas. La intercontinental a la vuelta, pero es un torneo diferente del que ya os hablaré. Unos últimos cinco meses de gran esfuerzo y de los cuales me siento orgulloso. Es de esas temporadas en las que de verdad sientes que tu trabajo ha estado a la altura de un buen profesional.

Como siempre digo a los jugadores: “permitid que puedan decir que sois buenos o malos, pero que jamás hablen de  no ser profesionales”. Darlo todo hasta el final sin guardarte nada.

¿El resultado? … Mañana.