Nos cuesta mucho poder sacar algo positivo en cada partido. Los jugadores que podéis observar en este pequeño resumen, el año pasado no disponían de un solo minuto. Su progresión está siendo espectacular y espero, visto lo visto, que lleguen los buenos resultados pronto.

Perder 3 a 1 contra Al-Arabi entra dentro de lo normal. Su potencial es muy superior al nuestro. Competir hasta el final ya no lo es tanto. Aun así, fueron merecedores del triunfo ya que compitieron mejor. Lo hicieron en los momentos decisivos y su jugador extranjero, Serginho, demostró estar a un nivel excepcional. Marcó  los tiempos, leyó como nadie las situaciones de mayor riesgo, manejo a los suyos y los condujo al triunfo.

Sobre nosotros. No puedo decir que estoy descontento pero es cierto que, en los momentos en los que debemos cambiar el curso de cada partido, aún no tenemos el acierto que necesitamos. Falta de experiencia y estar en un fase de transición nos condena, de momento, a no conquistar partidos contra rivales muy superiores…pero llegarán.

La liga Qatarí afortunadamente sube su nivel poco a poco. Los jugadores locales empiezan a implicarse más y la progresión es palpable. Se empieza a ver algo más de fútbol sala en equipos  similares al nuestro.