Captura de pantalla 2015-10-14 a las 9.12.15

Tirando de sinceridad no sé si ésta es una buena noticia o no lo es. Pero que no quepa duda de que mi mayor alegría es por los de arriba, y por los otros muchos que no se ven y que llevan a este equipo en su alma.

Y vaya si la vida esta llena de casualidades. Pues el caso es que después de cuatro años (casi), desde que empezó su andadura en la F-league, Agleymina Hamamatsu ha conseguido su primera victoria en casa, como local, en Hamamatsu Arena.

Cinco a cuatro fue el resultado, precisamente contra Bardral Urayasu. Han sido los dos equipos a los que he dirigido en Japón. No he visto el partido, pero no creo que sea muy importante.

¿Reflexiones? Me surgen muchas y la que más vueltas me hace dar a mi cabeza es si debemos estar satisfechos con este promedio, ganar un partido en casa cada cuatro años. Digo “ganamos”, porque Agleymina, jamás dejará de ser mi equipo, y las personas que me conocen lo saben.

Por vosotros: Sakuma San a la cabeza, y sin olvidarme de Omura San, Morita San, mi queridísimo Yokoi San, Kenta y esos jugadores que siempre están: Matsumoto, Kenmo, Mitsu o Shingo, me siento enormemente feliz. Vuestra fidelidad, vuestro apoyo y sobre todo vuestra paciencia os han traído este premio, que espero de todo corazón, se repita de ahora en adelante con mucha más frecuencia.