bardral satélite

Hace unos meses escribí como fue aquella experiencia con Agleymina la temporada pasada, cuando intentamos acceder a la fase final de la copa. Recuerdo que viví directamente con los jugadores de Bardral su eliminación de la fase final de la Puma Cup. Me impresionó mucho ver a los Yusuke, Kotaro, Iwamoto, etc., entrar por el túnel, rotos de dolor, tras su primera e histórica eliminación en este torneo. No fue justo, yo vi los partidos y Bardral no mereció tal castigo.

Pero el deporte hace justicia y allí, en Urayasu, hace mucho que se trabaja con dos equipos, el primero y el satélite, como dicen ellos. Pues si histórica fue su eliminación el año anterior, no menos lo es que este año, tanto primer equipo como segundo, jugarán la fase final en Tokyo. Algo realmente merecido por esa familia, la que considero mía aún por lo mucho que me dio. Lo han merecido e imagino como puede estar de radiante su presidente Riusey Shioya al ver a sus nenes y no tan nenes disputar toda una final de la Puma Cup. Felicidades de todo corazón y empujaremos lo posible para que ambos consigan lo máximo.

Bardral

Por el otro lado, desgraciadamente, Agleymina sigue en las mismas. Segundo año consecutivo que se queda fuera de esta fase final. Tras ganar su último partido de la f-league, y con la moral por las nubes, todo eran buenos presagios. La idea de un equipo en pleno crecimiento ya había dejado paso a la de un grupo maduro con la capacidad de hacer grandes cosas, calidad no les falta. Hay que seguir insistiendo, Kenta, Matsumoto, Kengo, Mucoji, Mossan, etc., sois enormes y algún día recogeréis el premio.