Archivo para la ‘CURIOSIDADES ESPAÑOLAS’ Categoria

 

Si hay una persona que me sigue incondicionalmente desde que pasé por Castro es Santi, justo el que se encuentra detrás de mi en la foto. Recuerdo haberlo mencionado anteriormente en algún post… ya muy antigüo, pero en esta ocasión, se lo ha ganado a pulso, ser el personaje principal, al menos en este pequeño espacio. Leer Más…

Desde que llegué a Cádiz tenía en mente ir a un lugar, para mi, especial en todos los sentidos. No me atreví a ir hasta hoy…recuerdos, intenciones, ilusiones, etc. Siempre hablo de curiosidades de Japón, de Italia o de otros sitios en España, pero pocas veces hago mención a mi propia tierra, de la que supongo podría pasarme siglos escribiendo, por lo desconocida que es para muchos.

En un día de calor asfixiante, y después de bastantes años, pude disfrutar de la “PLAYA DEL CAÑUELO”. Pensaréis que será una playa de lo más normal. Puede que sí, puede que no. Se trata de una playa situada al final de la línea de costa de Zahara de los Atunes. No se puede acceder en coche, de hecho es zona militar, pero los bañistas podemos, con cuidado, tras bajar un acantilado. Subiendo primero al Faro denominado “CAMARINAL”, para después descender hasta esta hermosa joya de la naturaleza. En, frente, en un día despejado podemos observar perfectamente el continente africano.

Hoy no hizo viento, día espectacular. La playa consta de tres calas, siendo la mayor de unos 200 mt., las otras dos bastante más pequeñas. Sin lugar a dudas es un lugar que recomiendo a cualquier persona que lo visite alguna vez en su vida. De hecho, muchas veces bromeando, digo: si me tuvieran que buscar por perdido seguramente estaría ahí. Ver atardecer tras ese mar azul intenso, sin ruidos, rodeado de montañas…no tiene precio.

Cádiz está plagado de parajes con encanto, y al igual que la playa de Cañuelo, podéis encontrar muchas más, cada una de características diferentes, pero encantadoras.

“El…Arte” no es morirse de frío. Supongo que depende de quién lo perciba tendrá más o menos valor. Sin entrar en detalles, este vídeo, que está empezando a dar la vuelta al mundo hace unos días, me parece excepcional, simpático y sobre todo ORIGINAL. No es fútbol sala, pero en este blog se habla de todo tipo de curiosidades. Se trata de Abraham Sevilla, persona conocida por una capacidad lindante a la magia para componer…y como cantante. Natural de Barbate con residencia en Benalup –Cádiz-. Dejo un enlace para que conozcáis un poco su trayectoria, en el que no se habla de su participación en diferentes agrupaciones del famoso carnaval gaditano, también como compositor. (http://www.abrahamsevilla.com/sobre_mi.htm).

Se trata de una forma poco habitual de vender una casa. Mejor no seguir escribiendo y disfrutar del vídeo.

MANUEL HARO. Así, con mayúsculas y negrita, se llama este señor. Hoy antes de nuestra sesión matinal de entrenamiento he podido hacerle unas fotos, previo permiso. Ya lo he visto varias veces, incluso en muchas de ellas, hemos comentado de su inteligencia y calidad. Mi sorpresa llega hoy precisamente, un comentario de Pepe, el encargado de material, “Ese hombre debe tener al menos 80 años”. No me lo creía, era imposible, pero bueno, me hizo sus cuentas y le salían. Esto merecía una foto y una reseña. No tiene al menos 80 años, los tiene ya cumpliditos. Ahí lo tenemos, jugando un partido de fútbol sala, una modalidad, precisamente no muy cómoda y que exige bastante desgaste físico. 80 años, lo repito, 80 años, nunca he visto algo así. Esto es consecuencia imagino que de varias cosas, genética, alimentación y sobre todo deporte, lleva toda la vida corriendo, no en vano ha sido jugador profesional. Mi más sincera enhorabuena y por qué no, hoy reconozco que la envidia a veces es buena, yo la he sentido al conocer su edad.

Realmente parece la pista de un aeropuerto pero no lo es. Que nadie tome a mal el título, forma parte de la broma. Es la bajada de La Carrera de la Catedral. Tras las obras, ya finalizadas, la calle ha quedado iluminada por la noche como se puede observar en la foto y seguramente, si pudiese hacer una foto desde arriba aún mejor se vería, pero no el aeropuerto, que no lo es. Según una persona conocida, y esto debo asegurarme, estas luces simulan un reloj solar. Rodea la catedral. La cuestión es que queda realmente bien, aunque sientas ganas de despegar cuando vas de regreso a casa por la calle.

Jaén está rodeado de montañas, eso lo sabemos todos. Personalmente considero un privilegio poder disfrutar de este entorno cada día, y más ahora, con el buen tiempo entrante. Da gusto pasear de camino al trabajo y encontrarte, bajando la calle con esta vista. La Sierra de Almadén, y Mancha Real, ese pueblecito allí arriba, donde precisamente hace unos años tuve la oportunidad de disputar un partido. La foto está tomada justo desde la parte alta de la Salobreja, como se puede observar. He tenido mucha suerte, y conocido gracias a mi trabajo lugares hermosos e impactantes, y Jaén lo es, insisto, a pesar de ser una gran desconocida para el resto del país.

Qué la sanidad española está mal, en términos generales, es obvio, aunque como casi todo en el país. Me he pasado cuatro días para que me pueda ver un simple médico de familia. Tras varios intentos en centros de salud y hospitales. Entre imposibilidades por no estar desplazado aún y esperas imposibles de soportar, superando las tres horas, casi pierdo la fe. Hoy por fin, desde muy temprano intentándolo lo he conseguido. Y como me gusta al menos sacar esas cositas curiosas, ya que lo otro no tiene solución, hoy en particular, en el centro de salud donde se han apiadado de mi y he podido ser atendido, me sorprendió esto. Será por colores en el catálogo, no había otros más apropiados para poner en un ambulatorio. Negro, demasiado tétrico y amarillo, demasiado arriesgado, muy cercano a la mala suerte, en las puertas. Sin ánimo de criticar, que además el negro me parece un color muy elegante, pero tal vez no para esto, y del amarillo ni contar quiero. Espero no necesitar volver al menos hasta el 7 de mayo.

Ayer fue el último día de Fallas aquí en Valencia, “La Cremá”. Hoy aprovechando el día que paso aquí con la familia, nos hemos acercado al centro. Mucha gente, infinidad de puestos de buñuelos, churros y demás, y muchos niños, niñas y mujeres vestidos con los atuendos típicos de estas fechas. En la foto mi hijo David con una “Huertana” preciosa. El otro traje, el más típico, el de fallera. Y la foto siguiente, “La Chaperudeta” o “Virgen de los Desamparados”. Falleros y Falleras, van recorriendo las distintas calles del centro de Valencia hasta llegar a la Plaza de la Virgen, como veis en la foto (5 mt. Aprox. De altura), y ahí las recogen los llamados “Vestidores”, personas encargadas de engalanar el manto de la imagen con mencionadas flores. Todo acaba con la visita de la Fallera Mayor de Valencia, y la ofrenda de su ramo acabando ahí la ceremonia. Al día siguiente, es decir, hoy domingo, lo tradicional es visitar multitudinariamente a la Virgen para ver el espectacular manto. Espero haberlo contado correctamente y si he fallado, que los valencianos me disculpen, pero poca gente conoce que después de fallas todavía se hace algo más.