Archivo para la ‘General’ Categoria

 

Ver, pensar y decidir. Ayer comenzó la liga y no es fácil para mí después de un resultado así, no estar contento. No quiero aprovecharme para que después, eso, me debilite.

Ganar así no me gusta. Con la sensación de que hay un momento del partido en el que has perdido el control. ¿Por qué? Yo no lo sé

Trabajar conmigo no es precisamente fácil, se necesita tiempo, mucho, para conocerme. Sé de las dificultades que la vida nos va a ofrecer. Ya espero las adversidades por la trayectoria de este club en años anteriores, por el peso de la camiseta. También me siento listo para protegerme de lo tóxico y añejo del ambiente. Para lo que no estoy hecho es para no afrontar cada minuto de mi vida sin intensidad y, por ende, los que me rodean también deben hacerlo.

¿Dije “intensidad”? Quise decir “Actitud”. Tal vez me traicionó mi subconsciente. Ser intenso no es malo, no ser calmado es terrible. Tengo la oportunidad de disfrutar de esto en un lugar privilegiado, con unos jugadores excelentes y, no quiero dejar pasar la oportunidad ni un solo segundo.

Ganar es siempre positivo si somos capaces de ver cómo lo hicimos y por qué se dio el resultado. Tal vez puedan parecer palabras vacías pero los que me conocen saben de qué hablo.

El fútbol sala se ha extendido muy rápidamente por el mundo. Ningún equipo te lo pondrá fácil y debes ser altamente competitivo. Busco cada error como si fuera un tesoro, para poder retenerlo, analizarlo y corregirlo.

Creo que nos merecemos mucho. El trabajo fue brutal y difícil. No es momento de regalar ni el más mínimo esfuerzo. Adoro a mis jugadores, pero más me gusta el grupo. Lo que nos falta, confío plenamente en poder dárselo o de lo contrario, habré fallado.

Mañana como cada nueva temporada es un día importante. ¡Comenzamos la liga! Después de varios meses de incertidumbre por la agitación que ha provocado el virus que ya todos conocemos.

Ha sido una preparación intermitente, llena de incertidumbre, con sesiones online, cambio lugar de trabajo y muchas cosas más. Seguramente podríamos haberlo hecho mejor, algo que alegrará a los muchos que esperan nuestro fracaso, esos que cada día me hacen-nos hacen más fuertes. Pero me siento realmente satisfecho.

Todos los años escribo este post de inicio de liga hablando de lo que ha sido la preparación y de lo que va a ser la liga. Hoy empiezo agradeciendo a todos los que han compuesto este grupo su dedicación. Los cambios fueron muchos, difíciles, a veces desacordes con la cultura Thai y, siempre estuvieron dispuestos. Mi staff, jugadores, los jefes.

Eso me da cierta seguridad y tranquilidad para afrontar las dificultades que se avecinan, ya contaba con ellas mucho antes y sé que serán parte del proceso.

“Respeto”. Eso es lo que le pido a los míos. Entender que no somos los campeones y que todos los equipos merecen el mismo trato. “Actitud”, como base para desarrollar todo el trabajo técnico, táctico, físico y psicológico acumulado. “Ilusión”, sin ella es imposible caminar. Con eso y un poco de suerte me doy por satisfecho.

La preparación estuvo compuesta de 123 entrenamientos, 15 partidos. Además, un torneo internacional antes de parar por la pandemia. ¿Cómo llegamos? Mañana lo veremos. En los quince partidos, una derrota, dos empates y doce victorias. 28 goles encajados y 101 marcados. Pero, desde mañana, los partidos son de verdad.

Mucha suerte de todo corazón y gracias a los aficionados que han estado enviando continuamente mensajes de apoyo y que mañana, aunque no estén presentes, sentiremos su calor.

Tarea simple para realizar en la parte inicial de la sesión, en la frontera con la parte principal. Como sabéis, los juegos de conservación con diferentes configuraciones son parte del día a día de los equipos con los que trabajo.

Todo se reduce a la creación, ocupación y aprovechamiento de los espacios útiles en fútbol sala. Para ello, percibir dónde están los jugadores, adversarios y compañeros, es fundamental, al igual que la coordinación motriz necesaria para poder ejecutar con velocidad los gestos técnicos solicitados.

Estás tareas, a pesar de sus detractores, tienen una transferencia positiva al juego real. No sólo nos hace mejorar a nivel cognitivo, también en el aspecto técnico-táctico general, permitiéndonos trabajar de forma integrada y no a través de estructuras excesivamente simples que en nada se parecen a situaciones reales de juego.

La condición es sencilla, cómo desarrollarla dependerá de los medios de que dispongáis. El jugador en posesión del balón dispondrá de, por ejemplo, tres toques y, justo antes de dar el pase para conectar con otro jugador, debe lanzar su peto al suelo para recogerlo después. Hasta que no vuelva a recoger su peto no podrá volver a tocar el balón.

En mi caso, las conservaciones las hago la mayoría de las veces por un tiempo de un minuto y les permito perder el balón hasta en tres ocasiones. Estas condiciones como dije antes son adaptables a cada uno de nuestros equipos.

8 de Junio será una fecha difícil del olvidar. Recomenzamos. Es la segunda vez en esta temporada. La primera fue allá por el 5 de febrero.

Ha sido frustrante y agotador. Desde que llegué a Tailandia no han parado de surgir cosas, inconvenientes, que no nos permitieron avanzar en nuestro trabajo, en nuestra progresión. Nadie está preparado para algo así.

Hoy día 8 empezamos o retomamos el camino tras el primer mes y medio. Durante este tiempo, como todos, hemos hecho lo posible por mantenernos activos y sobre todo unidos.

Será una semana en la que reeducaremos a nuestro cuerpo y nuestra cabeza. Iremos en busca del ritmo con las mayores precauciones. Es un terreno poco explorado para de nosotros.

Estoy preparado para cualquier escenario. Aquí todo es muy cambiante y el futuro no pasa de mirar a mañana, a veces, a las próximas horas. Esperemos que los planes de la Federación de iniciar la liga, sea en el formato que sea, en la primera semana de Agosto, se hagan realidad.

Desear mucha suerte a todos, como siempre. Va a ser duro, mucho, pero lo intentaremos.

Antonio Suaza es su autor. Disfrutadlo porque en lo simple radica su secreto. Cuando un entrenador joven muestra inquietudes, ganas por hacer cosas diferentes y, darle su enfoque personal, es cuando realmente otros mejoramos. Algo que muchos de los que siguen el blog habían olvidado.

Observar, analizar y adaptar contenidos de cualquier fuente a la interpretación personal de cada uno de nosotros, a las características de nuestros jugadores, no…COPIAR.

Felicidades Antonio, no pares, haz más de estos.

Hace tiempo tuve la ocasión de conversar un rato con un compañero y hablábamos de esto precisamente. De la importancia de estar en nuestro medio.

Hoy, con un poco de tiempo comparto esta idea, que no es una verdad absoluta, es sencillamente experiencia personal. Son dos ejemplos diferentes pero que, considero interesantes ya que yo sí que experimento una sensación diferente.

El primero y más importante es la foto que hace referencia a las áreas, en las que el portero se desenvuelve la mayor parte del tiempo. Estar dentro de su entorno natural, con las referencias y medidas habituales les hará sentirse más cómodos e involucrados en el desarrollo de las diferentes tareas, del trabajo en general, su percepción será más exacta.

No es difícil, si no disponéis de material para marcar las líneas, hay alternativas en el mercado para ello. Material para delimitar las áreas lo podéis encontrar en algunos centros de venta de material deportivo, para ponerlo al iniciar y quitarlo al acabar.

El scouting. En los últimos años he tenido la posibilidad de hacer los análisis en la pista. Me siento más cómodo, me puedo desplazar al espacio que deseo, me resulta más natural que coger una pizarra auxiliar o un láser para marcar sobre la imagen. Incluso puedo utilizar a los jugadores y mostrar lo que quiero en la misma pista, algo mucho más natural. Mi energía es diferente si hago las cosas en la pista, allí me siento en mi medio. Esto, lo podemos aplicar a cualquiera de las actividades que necesitamos hacer en nuestro día a día con el equipo.

Al entrenador normalmente le asociamos artículos relacionados con su “soledad”, que la tiene. Es un elemento aislado, poco deseado, que normalmente molesta, cuestionado por sus decisiones cuando acierta y cuando falla, criticado y lo que es peor: NADA RESPETADO.

Ser entrenador no es sencillo. Muchas noches sin dormir y días sin descanso en busca de algo que sólo nosotros sabemos.

¡No hay problema! Eso ya pertenece al pensamiento general de la gente, el entrenador es un bicho raro.

Y está foto de cabecera. En mi opinión lo dice todo.

Seguramente la persona que lo ha escrito, lo más redondo que vio en su vida fue tetrabrik de leche. Eso no le quita su derecho a opinar, pero, está obligado a respetar. Es un titular doloroso. ¿Qué pensará la familia de ese entrenador? Mejor dicho ¿Qué sentirá?

A mí me ha pasado, me sigue pasando y me pasará. Claro yo no soy popular, duele lo mismo. Es inevitable evitar que estás cosas lleguen a tus personas más cercanas, a las que sufren por ti.

“…le queda grande…” Entonces, deduzco que esa persona que lo valora piensa que es un entrenador pequeño, sin conocimientos, sin carisma, sin experiencia, de un perfil bajo. ¡Vale! Lo acepto, acepto que pienses eso de él, como lo puedes pensar de cualquiera pero no lo expongas tan fácil y desconsideradamente, piensa en el daño que haces.

Tal vez, dicho de otra forma, su opinión quedaría igualmente plasmada y no sería, en la mía, una enorme falta de respeto, un juicio de valor, sin fundamento, a lo loco y, perjudicial.

…le está costando adaptarse…

…la conexión con los jugadores parece no funcionar…

…necesita más tiempo para ser entendida su metodología, ideas, etc…

No es necesario que le gustemos a todos. Obviamente ni todos los jugadores, ni todos los directivos, ni todos los aficionados, ni toda la prensa, ni nadie, tiene que entender o identificarse con nuestras ideas, nuestra personalidad. Respetarnos, todos.

No hay escrúpulos. No se necesita respeto con tal de vender, ocupar, dañar, ser parte de…

En estos tiempos parece que todo da igual, que se puede hablar sin pensar y sin pagar por el daño que se hace. El entrenador, y esto me quita las ganas cada día más, enormemente expuesto, pasa al peor escenario, el de no ser respetado como cualquier persona.