Archivo para la ‘General’ Categoria

 

Los partidos contra Al-Sadd siempre son atractivos. Mucha gente me ha pedido que cuelgue el resumen. Aquí lo tenéis.

A pesar del marcador, 5 a 8 a nuestro favor, no es de esos partidos que me dejan feliz. A falta de poco más de nueve minutos el marcador era 1-7 para nosotros y llegamos a colocarnos 5-7. ¿Por qué?

Quiero pensar que ellos también juegan y que los primeros treinta minutos fueran de un dominio total y absoluto, para lo que necesitamos un gran despliegue físico y mental.

El fútbol sala no te da descanso, no existen marcadores cerrados y menos cuando se enfrentan dos grandes equipos. Aun así, es bueno mirar hacia dentro y hacer autocrítica. Demasiados balones perdidos, demasiados desajustes defensivos en esa fase crítica del partido, demasiados goles fallados y tal vez una desmesurada sensación de superioridad.

Los últimos partidos disputados no nos han ayudado y yo lo sabía. Cuando no compites cada semana y después te llega un rival de este calibre lo pagas. Lo mejor es que fue sólo un micro espacio de ocho minutos que no pudo ensuciar lo realizado anteriormente.

Siempre habrá motivos para mejorar, para trabajar. No existe el equipo perfecto y cada partido, nueva historia con desconocido final. A la larga nos ha dado buen resultado no alejarnos del camino elegido, de nuestro patrón, modelo o estilo. Y siempre, cuando nos han golpeado volvimos rápido creyendo en él.

 

 

 

 

Mañana disputamos uno de los últimos tres partidos de liga que nos queda. Jugamos contra el eterno rival Al-Sadd.

En otra situación hubiera esperado a escribir este post. La liga no acabó, pero ya somos campeones. Estábamos en la obligación de ganarla ya que, nuestra plantilla es sin duda la mejor de todas. Pero sería de justicia reconocer al menos por mi parte, la enorme labor, de estos jugadores.

A falta de tres jornadas hemos sido campeones sin perder ningún partido. Veintiuno disputados (hasta la fecha). Diecinueve victorias y dos empates. Ciento veinte goles a favor y veintiocho en contra. Y esto son sólo números.

Lo mejor lo he visto y disfrutado yo. Tal vez no necesitáramos tanto, pero hemos trabajado de forma bestial. Cada día ha sido y está siendo un reto en esa pista que veis en la foto, nuestra casa. Hemos disfrutado, luchado, peleado, sufrido, y todo, de puertas hacia dentro. Por lo tanto, el resultado al margen de otras cosas es el fruto de unos atletas, jugadores que han sabido aguantarme como héroes. Ningún jugador lesionado en lo que va de temporada, y podría seguir.

Y nuestros jefes. A veces mejor y otras peor, como nosotros, pero poniendo la cara ante una situación institucional muy complicada, generalizada en este país. Los míos no se esconden y eso, es loable.

Felicidades a todos esos guerreros que cada día me enamoran más. ¡No paramos chicos! Y ahora nos toca afrontar el más importante de los retos. Aunque parezca mentira, salvar el futbol sala en Qatar, ahora más que nunca, depende mucho de nosotros y de lo que seamos capaces de hacer en el futuro. Lástima la corta memoria de este deporte.

 

Cuando pienso en este chico lo primero que se me viene a la cabeza es que “nadie le regaló nada”. Desde muy joven vino a Qatar y se enfrentó a situaciones muy adversas.

¡Ya ya lo sé! Imagino a algunos que conozco pensando: “sí claro, pero si juega en Rayyan, ¡qué narices dificultades!”.

Eso no será un debate ya que tan sólo él, y los que estamos por aquí, sabemos de lo que estamos hablando. Qatar más allá de ser un paraíso ofrece muchos inconvenientes para el desarrollo profesional de un jugador. Muchos más para tener una vida tranquila encajada en este entorno deportivo.

Yo puedo hablar ya que lo vi antes de mi llegada a este club y ahora, hace algo más de un año que lo tengo bajo mi dirección. Desde mi posición debo darle las gracias por lo mucho que le da el equipo. Por lo matemáticas que es, algo que me hace mantener la tensión siempre y me ayuda a mejorar. Por su calidad humana escondida tras ese físico que asusta por su potencia nada más verlo. Hasta por esos momentos en los que me manda a tomar por el culo (perdón por la expresión) aunque diga que no es a mí. Él ha entendido lo que es el trabajo, este deporte, el sufrimiento que necesitamos y la necesidad del grupo, de la familia.

Lo anterior no pasa de ser cuatro palabritas para que él mismo entienda lo importante que es y todo lo que puede mejorar. Ahora viene lo mejor. Ayer recibimos la noticia de su futura paternidad. Obviamente mi alegría no puede superar la suya, pero es enorme. Va a ser un paso más en su vida, la vida de un valiente que entiende el verdadero valor de la familia y que lucha, junto a Leticia, por ser un gran ejemplo para todos.

Millones de felicidades y espero, poder ver a ese niño o niña corriendo muy pronto por aquí.

 

La gente con un talento especial hace lo que sabe hacer una y otra vez y parece fácil. Ellos lo hacen fácil. Podríamos hablar en este caso de jugadores o entrenadores. Tengo el honor de compartir una exposición de mi admirado Sergio Mullor. No es algo nuevo, nada que no se venga haciendo muchos años atrás en nuestro deporte, pero, sí es cierto que el contenido es realmente claro y conciso.

Y es que por mucho que algunos se empeñen, nuestro deporte está mucho más cerca del baloncesto que de cualquier otro. Lo siento futboleros, vuestro deporte es mucho más sencillo y menos exigente a nivel cognitivo.

Yo personalmente lo he compartido hoy con mis jugadores. Nos habla del término heredado “Puerta atrás”. Es una finta simple tras la que cuando observas que tu defensor no tiene en el mismo campo visual al hombre y al balón, le ganas la espalda. Siempre hay un momento, por mucho que se entrene, que el defensor mira sólo la posición del balón. Tú lo llevas a cometer ese error con los diferentes movimientos ofensivos de base.

Sin más, os dejo este magnífico vídeo en el que no hacen falta palabras para entenderlo y mucho menos para disfrutarlo. Enhorabuena a su autor Sergio.

 

 

 

Jugar no es fácil, destruir mucho más. Con la obligación de ganar cada partido que disputamos, por tener la mejor plantilla, no renunciamos a la obligación de desarrollar un fútbol sala ordenado, coherente, de fundamentos, sencillo, eficaz, intenso para divertirnos y divertir.

Es fácil salir a dar patadas y generar confusión, malestar, en busca del ganar como sea. También lo es dar un balón a estos jugadores con los que comparto esta temporada y dejarlos sencillamente, JUGAR.

Pero ellos están comprometidos con este deporte. Entrenan y juegan para progresar. A veces nos sale mejor y otras peor, pero el compromiso es total sin importar el equipo al que te enfrentes.

Comparto dos vídeos. El primero con dos goles de bellísima factura por su elaboración y el segundo el resumen del último partido. Un partido en el que, al margen de la diferencia de potencial, el caudal ofensivo estuvo a la altura de lo que se trabaja cada día.

Captura de pantalla 2017-01-04 a las 11.44.08

Empezó el año con un resultado que nos deja mal sabor de boca. El pasado día 2 disputamos el derbi liguero contra Al-Sadd. Tras una racha de siete victorias y con un juego muy regular afrontábamos el partido con la ilusión de sumar los tres puntos.

Mucho se está hablando en el entorno de la actuación arbitral. Yo me quedo con el juego y con el dominio. Cuando generas tantas ocasiones, dominas todas las fases del juego y además te pones con dos goles de ventaja, el empate final es injusticable si hablamos del arbitraje.

El número de ocasiones desperdiciadas nos condicionó en esa fase final de partido. Al margen de ello, un exceso de activación por parte de algunos jugadores que les costó llegar muy fatigados al final, y sobre todo la entidad del rival, se aproximan más a la realidad de ese empate.

Obviamente, cuando aún quedan dos partidos para acabar la primera vuelta, no es significativo en la clasificación. La liga será dura hasta el final y el ganador no lo va a tener fácil.

No es buen amigo el fútbol sala. Cuando crees que lo tienes a tu lado por alimentarlo con un juego vistoso, eficaz, dominante, agresivo, valiente y ofensivo, te da la puñalada. Eso ocurrió en este partido. Nos asociamos con este deporte para divertir a la gente, pero no nos lo recompensó con la victoria final.

Como entrenador satisfacción ya que, el camino hacia el éxito es competir e intentar jugar bien. Eso lo estamos haciendo.

“Con una ventaja de 2 goles un partido nunca ha terminado”…

Nuestro mayor patrimonio como entrenadores no es nuestra sabiduría. Ella procede en su mayor parte de aquellos jugadores con los que trabajas diariamente. Ellos te hacen llegar la verdadera información, la que procede de dentro de la cancha. Ellos son nuestro mayor patrimonio.

A veces nos olvidamos de lo importantes que son. Los atendemos siempre y cuando están aptos. Cuando llegan las lesiones, obsesionados por cubrir rápidamente el hueco que dejan, pasan a ser un elemento propiedad de los fisioterapeutas y médicos. Nos olvidamos de ellos.

Pero, ¿y antes? Nos volvemos locos. Buscamos culpables. ¿El preparador físico? ¿El fisioterapeuta?, sus propios hábitos. Entonces es cuando recordamos todos aquellos momentos en los que nos molestaba ceder espacio de entrenamiento para dedicarlo a la prevención de lesiones. Si nuestro preparador físico y fisioterapeuta coloca algunos elementos para ello, rápidamente pensamos: “vaya pérdida de tiempo …tenemos mucho trabajo por delante para dedicarlo a eso”.

Evitaríamos muchas lesiones si educamos a nuestros jugadores en la prevención de lesiones. Para ello necesitamos tiempo y que nuestros asistentes (si los tenemos), puedan trabajar. Ello nos ahorrará lesiones, un aspecto fundamental en el resultado final de la temporada.

El trabajo preventivo con elementos inestables como todo, requiere una formación y una progresión. No dejadlo nunca olvidado, será fundamental a lo largo de la temporada tanto en la prevención como en la recuperación rápida de lesiones. Os comparto este vídeo con algunas ideas usando varios elementos inestables (Vosu y Trampolín). Es un trabajo base con posibilidad de ser ampliado y orientado a varias cualidades físicas en función del número de repeticiones e intervalos para la recuperación.

Captura de pantalla 2016-11-18 a las 12.52.47

Sin duda está siendo la liga más interesante de los últimos cuatro años. Cuando llevamos poco más de un tercio de campeonato, la igualdad es absoluta y total.

El crecimiento del fútbol sala, a pesar de los pesares como en todos los países, está siendo muy positivo. Ese crecimiento se traduce en una progresión espectacular de los jugadores locales. El trabajo de algunos clubes muy interesados en la formación de jóvenes jugadores, así como el trabajo que algunos de ellos ya realizan en la selección, están siendo la piedra angular de esta evolución.

Como pasó en España en sus momentos, los equipos más beneficiados por disponer de más extranjeros o pasaportes, caso del nuestro o Al-Sadd, ya no marcan tanto la diferencia. Aunque todavía es notable.

Vamos de sorpresa en sorpresa y cualquier partido es bueno para que otro equipo te dé el susto. Es algo muy positivo, al menos para los amantes de este deporte. Comenzar cada partido con ese gusanillo de no saber qué puede ocurrir es apasionante.

Ahora sobre nosotros, que es lo que realmente me atañe. Tras un comienzo desastroso marcado por varios factores, infortunios y algo de mala suerte, parece que hemos encarrilado la temporada a base de regularidad. Nuestro juego no es el que más me gusta, pero estamos en el camino correcto si no se tuerce nada o a alguien le da por inventar. Eso aquí suele pasar.

Nuestra plantilla, la más corta de los últimos años, parece sentirse cómoda aun con pocos efectivos. Sencillamente intentamos transformar en positivo lo negativo y de momento, nos funciona.

Lo peor fue la pérdida por lesión grave de nuestro capitán Said Gholam. No menos de cuatro meses para un jugador, que, pese a no estar en su mejor momento, es enormemente importante para nosotros.

De la clasificación mejor no hablar. Con ocho partidos de liga es algo irrelevante y afortunadamente, no hay nada decidido. Igualdad máxima e incertidumbre total como ya dije anteriormente. Felicitar a equipos como Al-Gharrafa, Al-Saliya, Qatar Club  o Al-Shamal por su trayectoria y por convertirse alguno de ellos en claro candidato al título, y otros por ser juez y parte en ello.

Os dejo un vídeo de algunos de los mejores goles nuestros de estos primeros partidos.