Con mucha alegría y, tras mucho trabajo, por fin podemos decir que merecidamente hemos sido campeones. Nos lo debía la competición. El año anterior hubo demasiados contratiempos, demasiados empujones que no nos permitieron ganar.

Pero el deporte hace justicia. Hoy nuevamente, Al-Rayyan da un ejemplo más de que el trabajo paga. El trabajo en el silencio y con bastante sufrimiento. Meses muy duros, con un equipo totalmente nuevo. Hecho con gente que apostó por el trabajo, tras no poder retener a la mayoría de nuestros jugadores, con los que llevábamos varios años trabajando, mis antecesores y yo. Fue muy triste y la impotencia nos invadió durante los primeros meses de la competición.

¿Parece que no esté feliz verdad? En parte así es. No vale todo para ser campeón y creí haber visto demasiado, pero nunca se deja de aprender.

Gracias a aquellos que con tanto odio, rabia, imprudencia, orgullo, arrogancia, desprecio y mala educación nos han intentado hacer daño. Les felicito por haberme hecho, a mí en especial, mucho más fuerte y rico en conocimientos de lo que era. Con una mayor experiencia que me servirá para ser mejor en el futuro. ¡Gracias, gracias y gracias! Sois increíbles.

A cambio os daré mi mejor consejo, si queréis vencer, solo hay un camino…trabajar con honestidad y profesionalidad.  El deporte solo quiere a esos, aunque vivamos malos momentos…

¡FELICIDADES RAYYAN! Y a todos aquellos que fueron parte de nosotros y lo siguen siendo en la distancia…ellos, saben de lo que hablo.

 

 

 

Para disfrutarlo al máximo desde la posición de un entrenador. Por orden como siempre, aquí os dejo las curiosidades o acciones con las que me quedo de esta jornada. Posiblemente las mejores en lo que va de liga.

En primer lugar (1), las estrategias de córner de Jaén. Detrás de eso hay horas de observación para saber cómo va a reaccionar su rival ante estrategias que, posiblemente conozca. No siempre es necesario cambiarlas, pero si anticiparte a las reacciones del contrario. Casi siempre hablamos de “anticipación defensiva” pero, también existe la “anticipación ofensiva”. Magnífico ejemplo para mostrar en cualquier curso de entrenadores. Hacer creer que vas a hacer una cosa Yy acabas haciendo otra.

En el puesto dos (2), la increíble obra de arte, jugando a un contacto o a un toque de Aspil. Podemos ponerle cualquier palabra a esta acción: creatividad, verticalidad, simpleza, descaro, colaboración, continuación ofensiva, todo todo. Pero, no olvidemos que se juega a un contacto en sus momentos más importantes. Fantástico.

Cuando me refiero a la bestia (3), no es ni mucho menos al envío del portero de Valdepeñas. ¿No es cierto que muchos están en contra de poder superar la línea de media cancha con un envío directo del portero?… Sí, y para eso está la gente del fútbol sala, los que somos capaces de convertir algo feo en algo realmente hermoso. Gran envío del portero y mejor finalización del receptor.

Para finalizar (4), otro ejemplo más de inteligencia, de capacidad perceptiva, saber dónde estás y posiblemente dónde están. Un amigo haría referencia a la orientación corporal, ¿puede ser el caso?. Daniel lo hace perfecto, no es nada fácil esta finalización, lo que demuestra que, por encima de su calidad técnica, su mejor cualidad es la inteligencia…la que más le interesa a un entrenador.

 

 

No hay día en que la LNFS no nos deje cositas interesantes. En esta ocasión elijo de tres jornadas: sexta, séptima y octava.

Sin ánimo de ofender a nadie como siempre, y desde un punto de vista muy subjetivo y próximo a mi forma de entender nuestro deporte, he seleccionado algunos vídeos en los que podemos ver lo siguiente:

  1. Magnífica elaboración ofensiva de Osasuna Magna. Ese movimiento, que visto en una pantalla parece simple, necesita muchas horas de trabajo. Me consta que Imanol es un obseso de la fase ofensiva y eso, se ve en la pista. Me quedo con la velocidad de ejecución de todas las fases de esta finalización de Rafa Usín. Desde el control inicial en contrapié ganando el eje, pasando por la protección de la línea de pase con un corte directo, hasta el apoyo para ganar en profundidad viendo el corte anterior y la posterior sobreposición. No todo el fútbol sala es la vistosidad de los goles, hay mucho más detrás y esto es un ejemplo de ello. Si os fijáis bien, en esta situación de juego, lo más llamativo como dije antes es la lectura de los tres jugadores y la velocidad con la que lo ejecutan. Pero, y siempre hay un “pero”, contando con los dedos de una mano me salen cinco defensores contra tres atacantes. Si defender es más fácil que atacar: ¿qué está pasando con las defensas?
  2. Bebe y Esquerdinha. Hay que tener una gran capacidad perceptiva para marcar esos dos goles desde la zona defensiva. Saber dónde está el portero y, castigarlo para que no acuda con confianza a tapar las espaldas en los balones largos. Es importante ya que así, conseguimos que el portero adversario se sienta inseguro ante la amenaza continua de un globo. Creo que no es importante marcar o no (obviamente si marcas mejor), amenazar al portero varias veces en un partido es relevante, más si cabe, cuando el adversario es un equipo que nos está presionando y dificultando las salidas, para lo que necesitaremos pases/envíos largos.
  3. Por último, una estrategia de banda/córner de O parrulo. No es nueva ni mucho menos, pero en mi opinión, el timing en su ejecución es perfecto y eso, es suficiente para observar el trabajo que hay detrás de ella, además de la precisión de los ejecutores, desde el que inicia hasta el que finaliza. La he seleccionado porque va en contra de lo que intento transmitir a mis jugadores cuando hacemos una estrategia: “siempre les digo que busquemos opciones sencillas” (mal por mi parte). Eso demuestra que hay otras opciones y que debemos estar abiertos a diferentes y más complejas estructuras (los entrenadores). Y, sobre todo, que hay que confiar en los jugadores, dándoles la oportunidad de hacer estas cositas tan hermosas. Al fin y al cabo, no podemos olvidar que jugamos para y por los que nos ven, en la cancha y en televisión.