Culminamos un año espectacular. Hoy no me queda más que ser breve. Pero no tengo más opciones que expresar mi felicidad por los objetivos conseguidos.

Hace unas horas nos proclamamos campeones de Copa en Qatar. Título que acompaña al de liga obtenido hace apenas dos semanas. Gracias a todos los que han hecho posible la consecución de los dos torneos.

Preparado para viajar a España. Con ganas de familia. Con ganas de mi tierra. Duros nueve meses sin un momento de respiro.

Partido que acabó con un resultado de 7 a 3 a nuestro favor. Duro rival Al-Gharafa al que nuevamente felicito como si fuesen ganadores. Tremendamente dignos, competitivos, honrados, humildes, deportivos, y sobre todo buen equipo. Espero podamos vernos el año que viene en la misma línea.

En poco más de treinta días y con seguro, más fuerzas que ahora, prepararemos la Copa de Asia. Los resultados dependerán de las herramientas que nos den. No estaría mal mirar al pasado.

Fin de temporada.

 

 

 

Nunca he creído en los premios al mejor entrenador. Soy de los que piensa que debemos ser buenos profesionales ante todo y después, que cada un muestre sus diferencias, sus propias características. Aquellos que estén aquí sólo por dinero que se marchen. El fútbol sala necesita pasión, dedicación, sacrificio, análisis, planificación, humildad, y muchas horas de trabajo… sencillamente ser profesionales. Leer Más…

En esta liga finalizada hace unos días, y sobre todo por los números obtenidos, es obvio que hay un equipo que ha merecido ganarla. También por obligación, por plantilla, por ambición y por otras muchas cosas.

Pero como persona y deportista soy de los que entiende que no jugamos solos. Que los demás también hacen buenos tus resultados al meternos en dificultad.

Esta temporada quisiera ensalzar de forma clara, la gran labor que ha hecho el equipo de Al-Gharrafa. No voy a cuantificar su calidad como plantilla, y sí voy a alabar su magnífico trabajo y sobre todo el juego. En los cuatro años que llevo aquí, y, excepctuando Al-Rayyan y Al-Sadd, nunca he visto a un equipo competir de esta forma. Para mí han sido igualmente vencedores. Han hecho que mucha gente aquí se dé cuenta, que tener más extranjeros no es suficiente para garantizarte una liga.

Un juego ordenado, serio, comprometido y competitivo que, en los dos partidos disputados contra ellos, me hicieron sentir que estaba en otro lugar del mundo compitiendo.  Con esto felicitarlos y espero que la Copa nos dé la oportunidad de enfrentarnos nuevamente.