¿A qué te dedicas? Yo juego a fútbol sala, soy jugador de fútbol sala. Jugamos a fútbol sala. ¿Qué tienes que hacer hoy? Tengo partido, jugamos contra… Hoy tenemos scouting sobre el partido que jugamos la pasada semana. Ellos jugaron mejor que nosotros, por eso ganaron. Nos jugamos la liga la semana que viene. ¡Qué injusto es este juego! no siempre gana el mejor ni el que mejor ha jugado.

Podríamos sustituir alguna vez el verbo “jugar” por otro verbo,  pero, irremediablemente está presente en nuestra profesión. El verbo jugar va asociado a “divertirse”. Está bien eso de jugar por dinero, pero si no te diviertes, el dinero no tendrá sentido y al final, se volverá en tu contra al ir en dirección opuesta a tus deseos.

Está bien eso de decir: “es un profesional, que se comporte como tal y haga lo que le dicen”. Si no se divierte jamás será un gran profesional.

Puedes hacer cualquier cosa que se te antoje, pero jugar a fútbol sala (lo podemos aplicar a cualquier deporte) implica que el sujeto debe divertirse y en eso, consiste nuestro papel, hacer que lo consiga. Que venga a entrenar y que entrene pero, que se divierta. Que juegue para ganar, que respete las reglas  de su equipo y sea disciplinado  pero que se divierta. Que cobre al final de mes, pero que se haya divertido o, lo perderemos como jugador y nunca podremos disfrutar de todo eso que nos puede dar y que seguro que lleva dentro.

No olvidemos que nuestra labor es hacerlos “JUGAR”…

Que se diviertan entrenando.

Que se diviertan jugando.

Que las tareas sean divertidas.

Que adaptemos los modelos tácticos a sus cualidades para que se diviertan.

Que los scoutings sean divertidos y amenos.

Etc., etc., etc.

Si los veo trabajar y además divertirse yo también lo haré.

¿Cómo hacerlo? Ese es el descubrimiento más complejo y laborioso que nosotros los entrenadores podemos acometer y al que, nos debemos y estamos obligados.

 

 

En estos meses mucha ha sido y está siendo la incertidumbre sobre el fútbol sala en Qatar. A todos nos sorprendió la terrible noticia procedente de la QFA (Federación Qatarí de Fútbol) sobre la posible cancelación de la la liga nacional en este país.

Muchos habéis preguntado, sobre todo los que conocían el problema. Estoy Invadido por la felicidad de haber realizado el primer entrenamiento de la temporada, pero con la tristeza que hace muchos meses me persigue y sin la posibilidad de expresarme claramente. Y cuando digo claramente, hago referencia a la falta de información, de confirmación, de todo lo que necesito para poder escribir sobre lo que está ocurriendo.

Nosotros hemos comenzado. Sí bien es posible que esta foto en la cabecera del post, la pueda usar para una despedida forzosa. Hoy se respiraba de nuevo fútbol sala en nuestra pista. Con muchas ausencias al tener jugadores en el equipo nacional y con añoranza de los que ya no están y dejaron huella en el  grupo, los Diego, Chico, Rodrigo o Hadi.

Justo cuando subíamos al avión de retorno a Qatar al finalizar la Copa de Asía de clubes, recibimos la noticia de las intenciones de cancelar todo el fútbol sala profesional en Qatar (ya se venía hablando meses atrás). Las siete horas de vuelta se convirtieron en veintiséis. Sentado en mi asiento los veía pasar, a todos, buscando respuestas que nunca podrían encontrar. Leer Más…

Hace unos meses en uno de esos momentos que los entrenadores nos ponemos delante de un papel sin saber que te va a salir, con todo preparado para el siguiente entrenamiento, escribí algo que salía sin más.

Puede parecer que no tiene sentido. No lo sé. Sencillamente como todo lo que hago y decido compartir, lo hago sabiendo que en la diversidad de opiniones esta el enriquecimiento personal.

No es nada importante, de hecho me creó curiosidad lo que otros compañeros pensaban e hice una pequeña encuesta que será totalmente privada.

Yendo al grano. Desde ese momento a cada jugador, en cualquier momento, le doy esta especie de test para que ellos mismos se autoevaluen. No me lo tienen que devolver, ni quiero saber las respuestas (son sí o no), pero a ellos les vale para saber aquello que puede ser importante mejorar.

No está repasado ni mejorado, está tal y como fue parido. Paralelamente al jugador yo también lo hago y posteriormente, y de forma libre, él decide sin lo confrontamos o no.

Obviamente al ser un test cualquiera lo puede diseñar relacionándolo con su forma de ver su profesión, la vida, todo en general. Y claro que no existe el jugador ideal, el jugador perfecto, es sencillamente un test. Os dejo una captura de pantalla y un enlace para descarga del pdf.

Jugador de fútbol sala sí:no